¿Cuáles son las fases del análisis de ciclo de vida de un producto?

Tabla de contenidos

El Análisis del Ciclo de Vida de un producto (ACV) aparece definido en la norma ISO 14040:2006 como “una técnica para determinar los aspectos ambientales y los impactos potenciales asociados a un producto”. Con ella se compila “un inventario de las entradas y salidas relevantes del sistema; evaluando los impactos potenciales asociados a estas entradas y salidas, e interpretando los resultados de las fases de inventario e impacto en relación a los objetivos del estudio”.

 

El ACV permite identificar los principales impactos ambientales que generan los productos, teniendo en cuenta todas las fases que forman parte de él: desde la extracción y la transformación de las materias primas, hasta la producción, transporte y distribución, uso y disposición en el vertedero.

 

Tras la identificación de los principales impactos y su posterior análisis se pueden establecer estrategias y acciones para introducir cambios en los procesos productivos, con los que se reduzca el impacto ambiental provocado.

 

El análisis del ciclo de vida de un producto puede realizarse en diferentes etapas. En la guía Diagnosis ambiental y ecoetiquetas de Ecoembes se recogen todas las fases de las que debe contar un análisis de ciclo de vida según lo establecido en la norma ISO 14040:2006.

En la primera de ellas se llevaría a cabo la definición de objetivos y alcance del propio análisis. En un primer paso es necesario conocer los objetivos perseguidos con el estudio para poder abordarlo. Así, por ejemplo, un objetivo que se podría ser abordado dentro de un ACV sería la comparativa de los impactos en el entorno de los procesos de reciclaje y reutilización de los envases de una compañía para verificar cuál es el más favorable para el medio ambiente. En definitiva, se trata de definir el nivel de detalle, cómo y porqué se va a desarrollar el estudio.

 

En la segunda fase se aborda el inventario del ciclo de vida del producto en el que se determinan todos los elementos que pueden provocar un impacto en el medioambiente. Por un lado, se registran los datos referentes a las entradas (consumo de recursos o materiales), y por otro las salidas (emisiones al aire, al agua y al suelo o la generación de residuos). Una vez hecho el inventario, se procede a cuantificar todos esos efectos adversos asociados al ciclo de vida de un producto.

 

En tercer lugar nos encontramos con la evaluación de impactos, donde se analizan los resultados obtenidos durante el inventario. Esta evaluación se hace en diferentes etapas. Primero se clasifican los datos del inventario agrupándolos en distintas categorías tomando en consideración el impacto ambiental al que pueden contribuir. A continuación, se aplican factores de caracterización a cada una de estas categorías para ver el grado en el que intervienen en el incremento del impacto ambiental correspondiente. La tercera etapa es la de normalización en la que, en cada una de las categorías, los datos obtenidos en la caracterización son divididos por valores reales en un área geográfica concreta y por un periodo de tiempo determinado. La tercera fase puede finalizar en este punto o añadir una nueva etapa en la que se procedería a la ponderación de las categorías teniendo en cuenta factores socioeconómicos del entorno en el que se produce el impacto.

En último lugar, se procedería a la interpretación de los resultados obtenidos -tanto en el inventario como en la evaluación de los impactos-. En ella se extraen las recomendaciones oportunas orientadas a la reducción de los impactos ambientales provocados durante la vida útil del producto.

 

En algunos casos, se incluye una última etapa en la que se realiza una revisión crítica. El objetivo de esta fase es verificar la metodología, las hipótesis y los datos obtenidos a través del estudio. Esta revisión puede ser llevada a cabo a nivel interno por un experto que haya participado en el estudio o bien por un profesional no implicado en él. Si el objeto del estudio es hacer aseveraciones comparativas destinadas a ser divulgadas al público, esta fase pasa a ser obligatoria, según lo establecido en la norma ISO 14.044.

Otras noticias que pueden interesarte

Contacto

Telf.: 91 567 24 03

Ecoembes
Calle del Cardenal Marcelo Spínola 14 / 2ª 28016 Madrid

logo ecoembes